¿Qué es la sobreoptimización y de qué forma afecta a nuestro posicionamiento SEO?

¿Este efecto hace que subamos posiciones o por el contrario Google nos valore de manera negativa? Seguramente muchos de vosotros sabréis que la sobreoptimización es la estrategia de abusar de ciertos factores de nuestro posicionamiento con el objetivo de escalar posiciones en el buscador. Pues bien, debo deciros que esta estrategia no es efectiva. Es más, lo único que conseguiremos será que Google nos penalice y consigamos el efecto contrario al buscado y nuestra web fracase. Pero vamos a ver y saber sobre lo que NO debemos de hacer y lo que si para no caer en este error.

¿Cómo hacemos para no sobreoptimizar?

Como ya hemos dicho, esta estrategia consiste en abusar de manera excesiva de los puntos que Google valora de manera positiva a la hora de posicionar una web frente a otra. Entre los factores que se valoran positivamente para mejorar posiciones podemos destacar:

  • Utilización de títulos h1, h2, h3…
  • Empleo de keywords.
  • Estructura de la web.
  • Correcto etiquetado de las imágenes.
  • Optimización del contenido.

Estos son los algunos de los factores que debemos de tener en cuenta a la hora de posicionar nuestra web, pero como ya veremos en futuros post, esto es solo el principio.

¿Pero como se puede sobreoptimizar todos esos factores SEO? Pues este es el punto que más cuidado debemos de tener, pues si abusamos de algunos de los factores anteriormente citados, corremos el riesgo de perder posiciones. Pues bien, si hemos dicho que sobreoptimizar es abusar de esos factores, es muy sencillo ver que estamos haciendo mal. Pero vamos a verlo de forma más clara:

¿Qué ocurre con los títulos h1, h2, h3, etc?

Estos títulos son los encabezados de las páginas, los que deben de incluir nuestra keyword y relaciones semánticas. Para saber como debemos de utilizarlos nos tenemos que fijar en los números que siguen a la «h», el cual nos indica el número de veces que podemos utilizar cada etiqueta en la misma página y el lugar en el que debemos de incluirla.

El h1, por ejemplo, debe estar en la posición 1 de la web (es el título principal) y únicamente debemos de utilizarlo una vez. El h2 debe esta en la segunda posición y podemos incluir 2 veces máximos, y así sucesivamente. Si no seguimos estas directrices, caeremos en el error y Google nos penalizará.

El empleo de las keywords

Este es el punto que mayor sobreoptimización puede tener. Hace tiempo, el factor más decisivo para posicionar eran las palabras clave. Si la repetías varias veces…. ¡POSICIONABAS! Pero actualmente esto es muy diferente, siendo lo más importante el contenido y la importancia que este tiene para el usuario.

La densidad de la palabra clave debe de ser entre el 2% y 3% a lo largo de todo el contenido. Si nos pasamos, estaremos sobreoptimizando y por lo tanto fallando en nuestra estrategia SEO. Recuerda, utiliza la palabra clave pero no la repitas mas de 2 o 3 veces por página. Es mucho más importante lo que le estás diciendo a tus lectores que repetirle la palabra clave.

El resto de factores tienen mucha importancia pero de cara a abusar de ellos no es tan sencillo, por lo que no debemos de preocuparnos en exceso por ellos en este punto. Pero ya veremos más adelante que juegan un papel fundamentar a la hora de posicionar.

Ahora que sabeis un poco más sobre la sobreoptimización, no dudéis en ponerlo en práctica y no caer en el error. Si te ha gustado el artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales favoritas y déjanos en los comentarios tus opiniones.